cafeina digital studio 0d9ec944ee28f04b064a723f355bbd427515962ffa99371e4530e9af2e17e287
Búscanos en Linkedin - Páginas web El Salvador Danos like en Facebook - Páginas web El Salvador Síguenos en Twitter - Páginas web El Salvador Síguenos en Google Plus - Páginas web El Salvador

6 Hábitos que debes evitar en el e-mail marketing

6 Hábitos que debes evitar en el e-mail marketing

Como individuos estamos inundados de un bombardeo de anuncios y lanzamientos en casi todos los canales de comunicación que nos podamos imaginar, incluyendo los sitios de medios sociales, el correo directo, medios de difusión, anuncios impresos, blogs y seminarios; y, a veces, puede ser un poco caótico con muchos vendedores peleando por captar nuestra atención.

Es por ellos que para evitar ser enviado a la carpeta de SPAM, te presentamos 6 malos hábitos que debes evitar para ser siempre leído:

1.    Envío de correos electrónicos no solicitados

Obten siempre el permiso de tu audiencia en primer lugar, antes de decidirse incluirlos en tu lista. Las listas de e-mail compradas u obtenidas de terceros son de muy  poca calidad, ya que no son correos electrónicos que te aseguren una buena práctica pues muchas de ellas son trampas de SPAM y no necesariamente te serán muy acordes a lo que necesitas. Por eso preferible dirigir esfuerzos a crear tu propia base de datos con correos que te darán el permiso y no se molestaran en recibir tus anuncios y/o información.

 2.    Envío de contenido perjudicial y mal diseñado

Si deseas que tus esfuerzos de campaña de correo electrónico tengan  éxito, el contenido debe ser de buena calidad en una plantilla de correo electrónico bien diseñada. Tienes que prestar atención a lo que tu público quiere y luego utilizar esos datos para que se sientan especiales. Personaliza tu mensaje utilizando su nombre en lugar de abordar a cada uno en tu campaña como “Hola a todos". Otra de las cosas que pueden estar afectando la aceptación de tus correos es la línea de asunto.

 3.     No hacer pruebas de campaña de e-mail

Asegúrate de que tus campañas se ven bien en todas las plataformas y siempre debes estar  atento a errores tipográficos/ortográficos, problemas de espaciado, los tamaños de imagen y enlaces con errores etc. Vale la pena conseguir un par de ojos frescos para darle una revisión extra, ya que son más propensos a detectar los errores sino han visto la campaña una y otra vez.

4.    Enviar e-mails a toda tu lista de suscriptores

Asegúrate de que tus  listas son  impecables, y luego empieza a segmentarlas, ya sea por atributos demográficos (quiénes son) o por el comportamiento y las transacciones histórica (lo que han hecho).  La segmentación conductual o demográfica es especialmente útil en la orientación de tu audiencia,  en última instancia, aumentas la participación de los suscriptores y su relevancia.

5.    Enviar correos sin considerar el tiempo

Al decidir sobre el mejor momento para enviar tus campañas, piensa en tu audiencia y hazte preguntas como ¿trabajan en diferentes turnos? ¿Tienen patrones de sueño?  O ¿tienen diferentes momentos de compra? Estudios  encuentran un gran porcentaje de destinatarios activos por la noche, las tasas de apertura únicas promediaron 21,7% en un rango de 20:00 p.m.- 23:59 p.m. y el 17,6% para 12 a.m.- 04 a.m. Por otra parte, este grupo de la noche era más propenso a hacer clic con tasas de apertura de 4,2% y 3,2%, respectivamente. Estos amantes de la noche también tuvieron  el mayor porcentaje de clics para todos los momentos del día. Así que asegúrate de usar sus datos de retroalimentación y ajusta  tus tiempos en consecuencia.

6.    No medir el éxito de las campañas

Debes perder este mal hábito y tener en cuenta las mediciones de resultados, sean malas o buenas. Al realizar una medición y análisis de resultados las campañas futuras serán más eficaces. Determina lo que te resulte mejor y aplícalo a tus futuros envíos de correos.