cafeina digital studio 0d9ec944ee28f04b064a723f355bbd427515962ffa99371e4530e9af2e17e287
Búscanos en Linkedin - Páginas web El Salvador Danos like en Facebook - Páginas web El Salvador Síguenos en Twitter - Páginas web El Salvador Síguenos en Google Plus - Páginas web El Salvador

Las “Stories” han cambiado el modo de ver las redes sociales

Las “Stories” han cambiado el modo de ver las redes sociales

En este momento, los estándares que esperamos en la web están siendo reescritos para móviles.El surgimiento de historias a través Snapchat, Instagram, Whatsapp, Messenger y Facebook es el ejemplo perfecto de esto. 

Las historias se están convirtiendo en el valor predeterminado para el consumo de contenidos.

Muy pocos formatos, características, aplicaciones o servicios son verdaderamente únicos.

Facebook, por ejemplo, no inventó el scrolling vertical. 

Lo que Facebook realmente hizo fue popularizar la alimentación algorítmicamente clasificada, con lo que fueron pioneros en 2006 con el lanzamiento de su News Feed. 

Desde el lanzamiento del nuevo RSS, hemos visto la influencia de Facebook en toda la web, con muchas plataformas que también adoptaron los algoritmos para mostrar a los usuarios más específicos, contenido personalizado como por ejemplo:

  • En el 2016, Instagram pasó a los Feeds ordenados de forma algorítmica.
  • Twitter lanzó “Mientras no estabas” donde te muestra los tweets que pudiste haberte perdido desde la última vez que abriste la aplicación.
  • Actualización de contenido basado en lo que habías leído anteriormente.

Y ahora, ya Snapchat trajo el formato de historias a la prominencia, hemos visto su influencia reflejada a través del móvil, con muchos grandes productos sociales de comunicación en el mundo desarrolló su propia versión. 

Cuando una aplicación o producto se declara y desafía la norma con éxito, otros lo seguirán.

El News Feed fue diseñado para el escritorio y era un lugar maravilloso para compartir estados y enlaces basados en un blog favorito, los vídeos más divertidos de YouTube y álbumes completos de fotos. Pero los medios sociales han pasado a algo nuevo.

Facebook ha visto una caída en el contenido generado por el usuario con una disminución de 21% registrado entre mediados de 2015 y mediados de 2016.

Mientras que Facebook está viendo una tendencia a la disminución en el contenido generado por el usuario, Snapchat se posiciona, generando más de 10 mil millones de reproducciones de vídeo todos los días y más de 150 millones de usuarios de Instagram están creando historias cada día.

Parece que compartir un texto o enlace ya no es tan atractivo como antes.

A veces es difícil encapsular momentos o sentimientos en palabras y aquí es donde la cámara entra en su cuenta como herramienta de comunicación. A través de fotos y videos en donde podemos compartir los momentos de diversión con las personas más cercanas a nosotros, sin necesidad de resumirlo en una frase o comentario.

Con el auge de Snapchat, nos hemos acostumbrado a compartir múltiples y frecuentes actualizaciones durante todo el día; una forma de comunicación que no encaja con un scroll vertical tradicional, basado en la web.      

Con las historias, todo está en un lugar de principio a fin. Los espectadores ven siempre el primer puesto en la historia, por delante de la actualización más nueva y popular. 

La belleza de las historias está realmente en lo fácil que es crearlas y consumirlas. En tan sólo un par de toques y golpes, puedes crear y compartir fragmentos de tu día. Las historias nos permiten compartir los momentos emocionantes e intensos de nuestras vidas al instante. 

Desde el despliegue de Historias de Instagram en agosto de 2016, Facebook ha lanzado variaciones de historias a través de sus diversas plataformas con el Día Messenger, Estados Whatsapp y las Historias de Facebook.

Cuando las historias se introdujeron por primera vez en Instagram, se sentía un poco como de truco: “Hey, los chicos más populares en Snapchat están haciendo historias. Vamos a hacer eso también”. Pero las historias son mucho más que un truco. Son un cambio potencialmente sísmico en la forma de crear y consumir contenidos.  

Las historias, por naturaleza, son más envolventes que otros tipos de contenido digital y social. La experiencia existe en un solo lugar y no trata de alejarte hacia otros sitios web o plataformas.

Actualmente, las historias ya no son solo para usuarios que desean compartir momentos de su vida. Las empresas se han adaptado a ellas y la publicidad en historias está siendo uno de los movimientos más actuales.

Nuestra tarea es estar pendiente de qué nuevas funcionalidades tendrán las historias y como ellas se irán abriendo más camino entre más y más usuarios.