¿Para qué sirve realmente un sitio web?

Para qu%c3%a9 sirve un sitio web

Prácticamente todas las empresas y organizaciones deben tener hoy en día un sitio web. Probablemente ya te has dicho: “necesito un sitio web” o si ya cuentas con uno ...

Prácticamente todas las empresas y organizaciones deben tener hoy en día un sitio web. Probablemente ya te has dicho: “necesito un sitio web” o si ya cuentas con uno: “necesito mejorar mi sitio web”. Sin embargo, antes de seguir adelante, es aconsejable dar un paso atrás y preguntarte por qué realmente necesitas un sitio web.

Pensamos que la clave es que el sitio web no es para ti, es para la gente que lo visita. Teniendo eso en mente, te ayudará a tomar mejores decisiones acerca de cómo construir tu sitio y qué deberías hacer con él una vez que esté funcionando.

Por supuesto existen beneficios que proceden de parte del sitio web para ti o tu empresa, una mayor reputación, mejor visibilidad, la oportunidad de llegar a más personas alrededor del mundo y tal vez ventas directas. Pero no te enfoques en vender tanto como te sea posible en línea, presionando con un mensaje de “¡Compra, compra, compra!” a tus visitantes. En muchos casos eres más agradable atrayendo a las personas si tienes un sitio que a los visitantes les guste visitar y deseen regresar.

Piensa en lo útil

Un buen sitio web es un sitio útil. La mayoría de personas se dirigen a un explorador web para hacer dos cosas:

  • Para tener información que necesitan. Eso podría significar averiguar qué tanto está nevando en alguna colina para esquiar, obtener el valor actual de una acción, buscar las principales industrias en Turkmenistan, encontrar la dirección de e-mail de un viejo amigo de la escuela o aprendiendo cómo arreglar una tubería rota debajo del lavamanos.
  • Hacer algo que crean que valga la pena, como descargar la última versión de un programa de software, jugar en línea, comprar ropa, viendo algo divertido cuando no encuentran nada bueno en la TV o contactando a un plomero para arreglar la tubería que ellos quebraron mientras trataban de arreglarla por ellos mismos.

Las dos están interrelacionadas, pero en cada caso, es el visitante quien determina que utilidad tiene, no la organización que está detrás de un sitio web. Un sitio trae personas de regreso permaneciendo útil después de la primera visita, usualmente mediante la publicación de nuevo material (información para obtener o cosas para hacer) con regularidad.

Una tienda en el vecindario para todo el mundo

Piensa sobre qué mantiene una tienda de un vecindario (como una pequeña ferretería) en los negocios, cuando grandes tiendas como Super Selectos – Este artículo se está escribiendo en El Salvador (Y no, no es publicidad) - están alrededor. Esto no es probablemente por una selección, precio o aún por el lugar, esto es por la relación personal entre el equipo de trabajo de la tienda y las personas que compran allí. Los clientes saben que ellos pueden ir con una pregunta como por ejemplo, cómo pueden arreglar una tubería, y obtener una respuesta personalizada; y tal vez comprar los artículos que le ayudarán a hacer bien el trabajo.

Un dueño o encargado de una pequeña tienda también sabe cuando enviará a los clientes a otros lugares, por ejemplo: “lo siento, no tengo pantallas aquí, podría ordenársela pero sé que la tienda de iluminación que está en el centro de San Salvador probablemente tiene lo que necesita. ¿Puedo llamarles para encargarla para usted, así puede pasar y recogerla?

La web trabaja de la misma forma. Los mejores sitios son útiles ello en sí mismos, pero también son útiles al enviarte a otro lugar cuando no tienen exactamente lo que estás buscando. Si piensas sobre ello, los sitios más útiles y populares – sitios de búsqueda como Google y Yahoo! – no hacen nada pero ubican a la personas en otros sitios.

Saca ventaja de tu singularidad

¿Por qué a las personas trabajan contigo? Porque tienes habilidades únicas, conocimiento y experiencia. Tu sitio webdebería hacerlo obvio para todos lo que conocen lo que estás haciendo. Las personas que llegan preguntando qué haces debes hacerles saber no solo lo que haces, sino también lo bien que lo haces, ellos querrán volver.

El dueño de una ferretería que quiere construir un sitio útil probablemente no pueda poner un gran catálogo en línea con más productos con precios bajos que cualquier otro fácilmente, pero él o ella puede publicar pequeños artículos acerca de su conocimiento en el rubro – Tal y como lo estamos haciendo aquí :) -. Si tienes años de experiencia ayudando a las personas a hacer adoquines decorativos, ¿por qué no escribir sobre eso? ¿Por qué no tener un artículo mensual de los diferentes estilos de adoquines decorativos y las maneras de hacerlo funcionar en el jardín o el patio trasero?

Una oficina de un masajista terapeuta debería de tener más que solo las horas de trabajo en línea. ¿Qué tal una serie regular de artículos que ayude a las personas a aprender acerca de sus músculos y huesos? Así ellos encontraran por qué les duele y que puede hacer un terapeuta para ayudarlos.

Una fundación sin fines de lucro puede tener historias de las personas a las que ayuda para mostrar hacia donde dirigen sus fondos. Un club de excursionismo puede publicar fotografías y mapas de sus últimas excursiones y preguntar a sus miembros qué lugares les gustaría visitar en un futuro.

Comparte tus conocimientos

No son solo tus habilidades lo que te hace único, sino también lo que sabes de tu rubro. No tengas miedo de asociar otros sitios, aún los de tus competidores, si sabes que tienen algo útil disponible Los grandes sitios como Google tratan de favorecer a todos, más si es alguien que tiene un fuerte conocimiento del campo que pueda ser un efectivo filtro. Tú eres el experto y solamente alguien como tú puede realmente seleccionar lo que es bueno y malo en la web en tu área de experiencia.

Como el dueño de la tienda que envía a las personas a la tienda de iluminación en el centro de San Salvador, los visitantes te recordaran si los envías a los mejores lugares cuando no puedes servirles directamente. Si tu sitio web constantemente provee buena información y enlaces, se convertirá en el lugar donde las personas empiecen a buscar información acerca de tu campo. Confiarán en ti porque les has mostrado tu honestidad. Luego, si tú quieres venderles algo, tenerlos en tu club o solicitarles una donación, serás su primera opción.

Ayuda a las personas a utilizar lo que ya conocen

El último par de años ha visto significativos cambios en cómo se han construido los sitios web. Eso porque las personar que construyen sitios se han dado cuenta que las personas que los visitan no están buscando el más genial, rápido, con alta tecnología, alucinantes sitios con fantásticos botones animados y un potente “soundtrack”. Ellos están buscando buena información y cosas por hacer.

Por lo tanto, un sitio que trabaja como los otros – uno que es fácil de buscar, con enlaces de navegación en lugares familiares, escribe lo que sea fácil de leer, que sea amistoso, accesible y con diseño atractivo – es más probable que atraiga personas y haga que regresen. Entre los expertos en diseño web, los sitios que son fáciles de usar, dicen que son los que tienen mejor usabilidad, y todo lo demás es igual, mientras más usable es un sitio web más útil es. Esto hace que sea más probable de tener una mejor reputación y crear mayores beneficios para tu empresa.

Construyendo un buen sitio web

Entonces ¿para qué es un sitio web?

  • Para proveer información relevante a los visitantes o darle algo qué hacer, o ambas.
  • Para enlazar efectivamente a otros sitios.
  • Para construir tu reputación y establecer tu experiencia singular.
  • Para ser utilizable: fácil de navegar, buscar y leer.
  • Y sobre todo, para ser útil para los visitantes.

Si levantas un sitio web que trabaje con estas metas, estarás a la cabeza de una inmensa lista de sitios que no saben sobre esto y tus visitantes te lo agradecerán. 

Más artículos