Diferencia entre marca personal y marca comercial

Frame 5

A día de hoy, cualquier persona ha estado o está interesada en conseguir crear una marca de éxito, pero pocos saben realmente cómo lograr separar o diferenciar entre tener una marca personal y una marca comercial, que muchas veces suele confundirse como lo mismo, pero ciertamente, no lo son.

Cuando hablamos de marca personal, nos estamos refiriendo a cómo nuestro producto o servicio, se diferencia del resto de la competencia y sobre cómo nos presentamos en las redes sociales. Esto último viene ligado con la imagen personal, desde aspectos que hay que cuidar, como el lenguaje utilizado, las imágenes o vídeos que se suben, etc. Todo esto con el fin de ir construyendo poco a poco una percepción positiva de las personas sobre nuestra marca personal.

Mientras que, la marca comercial pese a que también se refiere a lo mismo, se diferencia en que aquí, se tiene como protagonista principal a una empresa, no a una persona. Decidir entre cuál usar dependerá completamente de tus objetivos propuestos, ya que cada una tendrá que ser enfocada de manera distinta.

Características de la marca personal

No puede ser transferible, es decir, si la persona decide irse, la marca se van consigo, no puede ser dada a otra persona.

Al tratarse de una marca personal, suele generar mayor empatía con la gente, y esto trae consigo que haya una mayor confianza entre ambos bandos.

Se caracteriza por ser servicios o productos más personalizados.

Debe contarse con una buena reputación y un gran número de seguidores en la web para poder conseguir la confianza de patrocinadores.

Los valores y objetivos presentados deben ir acorde con la persona, ya que esta será la cara de la marca y deberá poner en práctica dichos valores. 

Hay una mejor comunicación entre los clientes y la marca, a su vez, es más inmediata.

Características de la marca comercial

Los aspectos como la visión, misión y valores pueden pasar de generación en generación, no están ligadas a una persona en específico.

Lleva mucho más trabajo lograr empatizar con las personas, y tratar de mostrar el lado más “humano” de la marca.

Los valores y objetivos pueden ir cambiando y ajustándose de acuerdo a las necesidades de la marca.

El trabajo no es realizado únicamente por una persona, trae consigo todo un equipo de trabajo.

La comunicación entre la marca y las personas suele ser más distante y formal, a la vez que menos fluida.

Se debe proyectar una imagen de estabilidad estructural y solidez para poder ser ofrecida a los inversores.

Pese a que tienen tanto aspectos en común como otros no tanto, independientemente del modelo o tipo de marca que desees realizar, ten en cuenta la importancia de saber tener control de todo lo que se comparte o publica en redes sociales, para evitar inconvenientes y así lograr sacar adelante tu proyecto digital. 

No tengas miedo en dar el siguiente paso y empezar a hacer tu camino en el mundo digital, en la actualidad hay mil maneras de poder hacerlo, si tienes experiencia te resultará mucho más sencillo, pero por el contrario, si no tienes experiencia, hay muchas compañías que te ayudan a hacer realidad el que tengas una marca de éxito.

Si necesitas ayuda para empezar a crear tu marca, en Cafeína Digital Studio contamos con experiencia en el  desarrollo de marcas para que las logres impulsar. Contáctanos en [email protected]ína.com o llámanos a +503 2263-3041 para tener mayor información.
 

Más artículos